EGFR en el diagnóstico y en la progresión

CONTENIDO

Sensibilización de EGFR y mutaciones de resistencia a T790M

EGFR en el diagnóstico y en la progresión

Sensibilización de EGFR y mutaciones de resistencia a T790M

Las mutaciones en el gen del receptor del factor de crecimiento epidermal (EGFR) están presentes en los tumores de aproximadamente 30 – 41% de los asiáticos y 10 – 17% de los pacientes occidentales con cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP).1–9

Se recomienda que todos los pacientes con CPCNP avanzado e histología de adenocarcinoma se realicen la prueba para detección de mutaciones EGFR. 9–13 Sin embargo, la prueba para detección de mutaciones EGFR no es recomendada para pacientes con diagnóstico carcinoma de células escamosas sin componentes de adenocarcinoma, excepto en no / ex fumadores (< 15 cajetillas por año).9–11

El estado de la mutación de EGFR en un tumor de un paciente se puede determinar realizando una prueba de mutación de EGFR de diagnóstico para buscar la presencia o ausencia de mutaciones en el ADN del tumor que codifica el gen EGFR. La prueba de mutación EGFR debe ser robusta, confiable, de alta calidad y llevada a cabo en el menor tiempo posible, con una práctica de diagnóstico estándar bien validada y alineada. Para los pacientes diagnosticados con CPCNP avanzado que albergan una mutación EGFR activadora o sensibilizadora, el tratamiento estándar es el tratamiento de primera línea con un inhibidor de la tirosina quinasa EGFR (EGFR-TKI), como afatinib, erlotinib o gefitinib.9,11Las mutaciones activadoras más comunes observado antes del tratamiento con un EGFR-TKI son las deleciones del exón 19 y una mutación puntual L858R en el exón 21.14–17 -23 A pesar de las altas tasas de respuesta inicial al EGFR-TKI de primera línea, la mayoría de los pacientes con CPCNP avanzado que tienen una mutación del EGFR progresarán en el tratamiento debido a la resistencia adquirida, con una supervivencia media libre de progresión de 9.7–13.1 meses.18 Las pruebas de mutación en la progresión de la enfermedad se pueden usar para ayudar a identificar el (los) mecanismo (s) de resistencia adquirida. El mecanismo más común de resistencia adquirida es la mutación EGFR T790M.20-23

Los tumores progresarán a la primera línea de tratamiento EGFR-TKI en aproximadamente 8 - 14 meses33

EGFR

Prueba en el diagnóstico y en la progresión

Prueba en el diagnóstico

Aproximadamente 90% de las mutaciones EGFR están en las deleciones del exón 19 o en el exón 21 (mutación L858R), 15,28 de los que hay amplios estudios clínicos aleatorios que apoyan la sensibilidad de los tumores que contienen estas mutaciones a los tratamientos EGFR-TKI.4.5, 16-17, 30-32

En el primer diagnóstico de CPCNP avanzado, la prueba de detección de mutaciones EGFR ayuda a los médicos a decidir si un paciente se puede beneficiar de los tratamientos con EGFR-TKI. La prueba de detección de mutaciones EGFR por lo tanto debe reportar claramente e incluir el tipo de mutación que permita al médico decidir el tratamiento basado en la evidencia disponible.

Se recomienda que para la prueba de detección de mutaciones EGFR se utilicen muestras de tumor para confirmar la presencia de mutaciones EGFR antes del tratamiento. Sin embargo, el ADN de tumor circulante (ctDNA) obtenido de la sangre (Plasma) puede ser utilizado si la muestra de tumor no esta disponible.33

El siguiente diagrama esboza el proceso de la prueba en el diagnóstico utilizando muestra de tejido tumoral y sangre.33

Prueba en el diagnóstico

Prueba en la progresión

Es altamente recomendado que al momento que la enfermedad progresa a un EGFR-TKI, se colecte una segunda biopsia, con el fin de confirmar la presencia de la mutación EGFR T790M u otra mutación (ejemplo: deleciones en el Exon 19 y la mutación L858R) antes de cualquier tratamiento. 9,34,35

El estado de la mutación EGFR T790M puede ser verificado utilizando una prueba basada en tejido o en plasma. 35

El siguiente diagrama esboza el proceso de la prueba en progresión utilizando muestra de plasma y tejido tumoral.33

EGFR Plasma

Durante la progresión de la enfermedad, puede ser más complicado obtener una biopsia de tejido que cuando el paciente fue recién diagnosticado. El ctDNA obtenido de una muestra de plasma puede ser menos invasivo y una alternativa rápida para la detectar las mutaciones EGFR. Sin embargo, la prueba de ctDNA es menos sensible para detectar las mutaciones EGFR T790M que las deleciones en el exón 19 y mutación L858R en el exón 21.36 Cuando se utiliza la prueba ctDNA, se debe tener en cuenta que falsos negativos pueden ser reportados (30-40%). 37-39 Por lo tanto, si una prueba de ctDNA basada en plasma es usada y el resultado es negativo, se recomienda que se realice una siguiente prueba basada en tejido tumoral.35

Una biopsia de tejido es altamente recomendada si el paciente está lo suficientemente bien como para tolerar el procedimiento, siendo esta la principal fuente de mutaciones. Cuando se solicita una prueba de ctNDA, se sugiere que la biopsia de tejido también se solicite, que podrá ser seguidamente utilizada si la prueba de ctDNA es negativa.

El panorama del tratamiento para los pacientes con CPCNP avanzado y EGFR mutados, esta constantemente incluido con la disponibilidad de la 3ra. generación de TKIs, osimertinib, que es un oral, TKI irreversible selectivo dirigido a las mutaciones EGFR sensibles y específicamente a las mutaciones EGFR T790M mientras reduce los EGFR silvestres.365